El sector creció en los últimos dos años. Se expanden en la región y amplían su oferta hacia los servicios bancarios.

La carrera de las fintechs ya largó. Ahora comienza la etapa de la resistencia y de la gestión, dicen los referentes de estas empresas de origen digital, que dan servicios financieros a través de la tecnología.

Entre las firmas de mayor crecimiento en este rubro están las aplicaciones encargadas de enviar y recibir dinero desde y hacia el exterior. Quienes operan en este mercado intentan expandirse a través de nuevas inversiones y alianzas estratégicas.

La aplicación argentina Remitee, por caso, tuvo un aumento de un 300% de envío de dinero al exterior y un 400% en la recarga de celulares desde Argentina a otros países. Y ahora está abriendo oficinas en España con las que espera llegar a tener 500.000 clientes en un corto plazo.

“En los primeros años nos focalizamos en ampliar nuestros servicios a 16 países. Sin embargo, habilitando nuestro servicio dentro de la Argentina, identificamos que comerciantes, cuentapropistas y oferentes de servicios, que se encontraban no bancarizados o sub-bancarizados vieron la posibilidad de cobrar y pagar con Remitee a precios muy inferiores a otros prestadores”, cuenta Nicolás Zamudio, gerente de finanzas y cofundador de Remitee. “Por otro lado, vimos la necesidad de argentinos y personas de otras nacionalidades en el exterior de enviar dinero para la Argentina”.

XCOOP, otra fintech que opera en el mismo rubro de envío de dinero en América latina, acaba de firmar un acuerdo de colaboración con SmartCard Marketing Systems, una compañía que cotiza en las Bolsas de Toronto y Nueva York, que le permitirá expandir sus servicios en los Estados Unidos y en China. Este soporte será para aplicaciones en la nube y móviles bancarias, minoristas y empresariales.

«A partir de esta asociación, SmartCard ingresa en el mercado latinoamericano y, al mismo tiempo, le da acceso a XCOOP a millones de latinoamericanos que viven y trabajan en los Estados Unidos, ansiosos por encontrar formas más convenientes de enviar dinero a casa«, explican en la compañía que lidera el empresario Alex Torriglia. También, en este caso, las tarifas prometen ser más bajas que las de los otros competidores del mercado.

“Aunque las transferencias internacionales son lo que atrae a los usuarios a XCOOP, una vez incorporados, estos usuarios encontrarán un neobanco con un servicio completo que ayudará a las personas no bancarizadas a ingresar en el mundo bancario moderno y contar con tarjetas de débito y crédito, pago de servicios y construcción de su calificación crediticia”, señalan en XCOOP.

La transformación digital y la velocidad con que las empresas y las personas se están adaptando deben satisfacerse con soluciones y corredores de pago que sean igualmente dinámicos, explican en el sector.

Desde la plataforma de pagos Geopagos, en tanto, señalan que los últimos tres años fueron de enorme crecimiento para esta start-up que lleva invertidos US$ 25 millones para hacer crecer su negocio en América Latina.

Con operaciones en 16 países de la región y seis oficinas, Geopagos realiza más de 100 millones de transacciones anuales con un volumen procesado de US$ 3.500 millones. Entre sus partners se encuentran grandes jugadores del ecosistema como Getnet, BacCredomatic, Banco Azteca, Ualá, NaranjaX, BancoEstado de Chile y Datafast.

Su CEO, Sebastián Núñez Castro, comenta: “Queremos aprovechar las condiciones del mercado existentes en América Latina para potenciar la digitalización de las finanzas, acelerar la penetración y aceptación de los pagos móviles, así como promover la inclusión financiera a través de nuestros productos».

Y agrega que «en el escenario que estamos viviendo, medios innovadores de pago como el contactless, QR o las billeteras electrónicas juegan un rol fundamental para generar valor agregado con soluciones concretas que evitan el traslado de efectivo”.

Ponte en contacto.